Noticias, Regional

El SAG intensifica fiscalizaciones para preservar la sanidad agroalimentaria en Aysén

El Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) del Ministerio de Agricultura, en la región de Aysén, ha intensificado sus acciones de fiscalización con el objetivo de preservar la sanidad agroalimentaria y prevenir la entrada de plagas y enfermedades que puedan afectar la agricultura local. Esta medida incluye inspecciones en ferias, distribuidoras, supermercados, fruterías y controles carreteros, con un enfoque en garantizar el origen y la trazabilidad de la papa comercializada.

En su rol fiscalizador, el SAG hace un llamado a los comerciantes de frutas y hortalizas para que se aseguren de adquirir productos con trazabilidad y origen conocido. Además, refuerza el llamado a los consumidores para que prefieran el comercio establecido como medida preventiva.

“Reforzamos el llamado realizado por el SAG en Aysén a comerciantes y consumidores a ser parte activa en la preservación de la sanidad agroalimentaria. En esta labor conjunta, reafirmamos la responsabilidad compartida para adquirir productos con trazabilidad y origen conocido, defendiendo así nuestra agricultura, medio ambiente y la salud de la región”, señaló el Seremi de Agricultura, Alan Espinoza Ortiz.

Con el propósito de sensibilizar a los comerciantes sobre las plagas y enfermedades asociadas a productos que no cumplen con la normativa vigente, funcionarios/as del SAG llevarán a cabo visitas en la comuna de Coyhaique a los lugares de comercio y distribución de papa.

“Esta iniciativa contribuirá a evitar sanciones a los comerciantes regionales durante las fiscalizaciones, al mismo tiempo que proporcionará información vital sobre las plagas y enfermedades a las que podríamos estar expuestos,” señaló Martín Cumian Sánchez, Encargado de Protección Agrícola, Forestal y Semillas SAG Aysén.

Desde el año 2016, la región de Aysén ostenta el estatus de zona libre de plagas cuarentenarias de la papa, según la resolución exenta 3276/2016, junto a las regiones de la Araucanía, Los Ríos, Los Lagos y Magallanes. Esto restringe el ingreso de tubérculos únicamente a aquellos producidos al sur de la Provincia de Arauco.

“Es fundamental comprender que el ingreso de tubérculos de origen no verificado, es decir, ilegal, constituye una amenaza significativa. Estos productos pueden albergar plagas que ponen en peligro nuestra agricultura y el medio ambiente. Además, existe el riesgo de la presencia de residuos de plaguicidas prohibidos por el SAG, lo que representa una amenaza para la salud de los consumidores”, destacó la Directora (s) SAG, Valeria Carrasco Sáez.

Con estas acciones, el SAG reitera su compromiso con la preservación de la sanidad agroalimentaria en la región de Aysén y la promoción de prácticas comerciales responsables.

Volver