Noticias, Regional

Desde Cochrane a la Bienal de Arte Textil: un río tejido que cruza las fronteras de arte y ciencia

“Memoria textil y emotiva de las aguas del río Cochrane” es una obra tejida que navega por los vínculos que sostienen las familias de Cochrane con su río, tras una investigación participativa desarrollada por Pulso Austral en alianza con CIEP.

Un pato y una pata cortacorrientes, un caiquén, un puye, un pinito de mar, un diplodón y otras especies bordadas e ilustradas en tela, acompañan el río Cochrane tejido desde su nacimiento en el lago Cochrane -uno de los más transparentes del mundo- hasta su llegada al gran río Baker. En total, 11 metros de largo con tramos tejidos a palillo, croché y en fieltro agujado y amasado, técnicas textiles utilizadas por la comunidad de artesanas de Cochrane, al sur de la región de Aysén.

También relatos de familias pobladoras que han construido su vida en torno en esta cuenca; sus recuerdos, vidas cotidianas y sueños forman parte de la obra “Memoria textil y emotiva de las aguas del río Cochrane”, que se está exhibiendo hasta el 15 de agosto en el Centro Cultural de Cochrane. Para después, en septiembre, viajar rumbo a Santiago y convertirse en la única obra artística de la Macrozona Austral en participar de la primera Bienal de Arte Textil, junto a otras creadoras nacionales e internacionales.

“Somos nueve mujeres de distintos oficios y disciplinas detrás de este proyecto colectivo, que contó con una activa participación comunitaria para dar vida a una obra textil que representa las características biológicas del río Cochrane y también aquellos vínculos que sostienen los habitantes con su cuenca. Poniendo en valor este río como un patrimonio biocultural que no está bajo ninguna categoría de conservación y visibilizando esta localidad como un territorio creativo donde los oficios textiles tienen un profundo arraigo cultural. Fue muy emocionante devolver el trabajo realizado a la comunidad local, ver la motivación que generó y ahora, junto a las tejedoras cochraninas, poder llevar un pedacito de la Patagonia Aysenina a la Bienal de Arte Textil”, relata el equipo detrás de esta iniciativa. 

Este proyecto que cruza las fronteras entre el arte textil, la ciencia y la psicología comunitaria, fue desarrollado por la Organización Pulso Austral en alianza con el Centro de Investigación en Ecosistemas de la Patagonia (CIEP), Descubriendo Cochrane y la Ilustre Municipalidad de Cochrane. Un proceso de investigación interdisciplinaria y creación artística que se extendió por un año y medio, y que contó con el financiamiento del Fondo Nacional de Desarrollo Cultural y de las Artes, Convocatoria 2022. 

Contemplar el río desde el arte textil

A principios de julio, en medio del invierno, este montaje artístico fue inaugurado junto a la comunidad de Cochrane en un evento que reunió a más de 70 personas. Durante el lanzamiento, las familias asistentes pudieron recorrer el río tejido, conocer los hallazgos de la investigación y participar de una actividad de mediación que invitó a bordar especies nativas del río. También se presentó un registro audiovisual que relata el proceso creativo detrás de esta obra que recorre paisajes y ecosistemas dulceacuícolas de valor mundial, donde confluyen saberes, emociones, historias, preocupaciones y deseos para el río Cochrane. 

Estas vivencias, recogidas por el equipo durante un mapeo participativo realizado el año pasado, son las que comentan sus propios habitantes. Así lo confirma Danilo Cruces, destacado acordeonista y kayakista de Cochrane. “Vengo de una familia que siempre ha estado vinculada al río, de pioneros y colonos, mi padre sacaba postes de ciprés a la orilla del Baker y los trasladaba hasta Tortel por el río… Para mí, el río es un lugar donde yo me siento a salvo, abrazado por un ente que es superior a lo que podemos ver y palpar. Poder ver eso materializado en una obra tan bonita como la que está en exposición en el Centro Cultural es maravilloso”.

Desde Descubriendo, el educador ambiental Jorge Molina, tuvo palabras de agradecimiento para el equipo. “Yo vivo en interacción con el río, trabajo en relación con él y tengo una historia de habitarlo super cercana. Entonces, cualquier relato artístico o histórico, me llega muy profundo… Nosotros siempre trabajamos tratando de vincular a la comunidad con el río, entonces me emociona mucho verlo con otros lenguajes, colores, vivencias y ver también a un equipo que está comprometido con generar esta visión tan integral del río”. 

Esta obra textil implicó un largo periodo de experimentación, donde cada tejedora experimentó en muestras que replicaban texturas del agua y finalmente tejió diferentes fragmentos del río. Una de las integrantes, Violeta Flores, encargada de tejer en fieltro comentó sobre su experiencia. “Me sentí entusiasmada, a veces indecisa pensando en los tramos, en cómo lo iba a hacer para reflejar el río Cochrane. También me dejó una enseñanza de poder expandir mis conocimientos sobre el textil. Siempre pensaba en cosas utilitarias no tan artísticas… Yo quiero seguir ahondando más para aprender y aplicarlo en mi vida”.

El equipo del proyecto está integrado por la bióloga Dra. Anna Astorga, la psicóloga Cecilia Moura, y la historiadora y periodista Catalina Camus. Fue la diseñadora textil Francisca Vidal, quien cursa actualmente un Doctorado en Diseño Textil en Londres, quién tuvo la misión de liderar al equipo de creadoras textiles integrado por las cochraninas, Isabel Moneva y Violeta Flores, junto a Macarena Silva de Coyhaique, la inglesa Mary MCculloch y la estadounidense Kerri Thauby.

Volver

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *