Nacional, Noticias

Louis de Grange aborda desafíos del transporte público: “Es necesario tomar medidas para resolver estos problemas”

Además, señaló que si bien esta situación está “controlada relativamente” en el Metro de Santiago, “faltan recursos adicionales, si no puede seguir escalando”.

Con la instalación de cámaras en 13 puntos de la Región Metropolitana arrancó el pasado miércoles 5 de julio el plan piloto de la ley que crea el Centro Automatizado de Tratamiento de Infracciones (CATI).

Esta iniciativa busca prevenir accidentes de tránsito por irresponsabilidad de los conductores a través de una fiscalización automatizada sin la necesidad de presencia policial, luego de que el año 2022 fuera el de más accidentes en esta materia en los últimos 10 años.

Sobre esto se refirió el expresidente del Metro de Santiago y actual director de la Escuela de Ingeniería Industrial de la Universidad Diego Portales, Louis de Grange, quien señaló que “esto partió en el primer gobierno de Sebastián Piñera, y luego de 10 años se logró la aprobación y se concretó esta iniciativa”.

“El proyecto aprovecha el uso de la tecnología para fiscalizar y prevenir eventualmente accidentes. Creo que es una muy buena herramienta”, agregó.

No obstante, de Grange manifestó que “no hay mucha información a respecto a la implementación“.

“Anteriormente, la principal crítica a los fotorradares era que trataban de pillar de sorpresa a las personas, hacían ‘pisar el palito’ al conductor para que pague la multa”, explicó.

Esa estrategia no es la correcta, debe ser disuasiva y preventiva, y en ese contexto, tienes que avisarle a los conductores dónde están, cuáles son las condiciones de forma más masiva, y eso no lo he visto”, añadió.

En esa línea, el expresidente del Metro pidió que en las intersecciones donde se ubiquen las cámaras se implementen letreros informando sobre estas. “Sería mucho más efectivo”, dijo.

“La capacidad de fiscalización que tienen las autoridades de transporte son mínimas, y estas herramientas precisamente lo que buscan es facilitar esa capacidad de gestión“, prosiguió.

Asimismo, sostuvo que la “labor que hacen los tribunales de justicia tienen que ir de la mano con la tecnología. Entonces, no sé si ese paso entre el uso de la tecnología, la fiscalización, emitir la infracción, y cuando se comunique esta a los tribunales, se haga la gestión que corresponda y se aplique la multa. Yo no he visto si es que ese proceso está operando con la efectividad que debiese operar”.

Por ello, ejemplificó la situación de fiscalización por deudas del TAG, asegurando que “hay decenas de miles de infractores, y no pasa nada“.

Problema de buses articulados

Por otro lado, Louis de Grange abordó la situación de los buses articulados de la Red Metropolitana de Movilidad, donde pidió eliminar estas máquinas, afirmando que “su uso en una ciudad como Santiago no se justifican, y generan muchos más costos y problemas que beneficios”.

“Los costos de un bus articulado es el triple que de un bus convencional; el consumo de los buses articulados petroleros es de un kilómetro por litro, una locura; tiene un costo de inversión mucho más alto, y pasan prácticamente vacíos”, graficó.

Además, agregó que estos “bloquean las calles, tienen dificultades en los virajes. Hoy en día, para mí,  no se justifican desde el punto de vista operacional, del servicio, de eficiencia y de costo de la industria”.

Por ello, el director de la Escuela de Ingeniería Industrial de la Universidad Diego Portales declaró que esto ayudaría a “reducir el déficit brutal creciente que tiene el Transantiago“.

En ello, pidió también ampliar la cantidad mínima de pasajeros que un taxi/colectivo puede trasladar, apelando incluso al uso de furgones tipo Van. “He insistido muchas veces que en varias comunas periféricas como Puente Alto, San Bernardo, Maipú, Paine o Lampa, los taxis colectivos debieran ser de mayor tamaño“, dijo.

“Con un decreto simple, se podría aumentar a 8 o 10 pasajeros la cantidad mínima e ir mejorando con eso la cobertura espacial y la frecuencia”, sostuvo, apuntando a que este sistema ya ocurre en “Australia, Canadá, Estados Unidos, Inglaterra y muchos países desarrollados del mundo“.

Evasión

Finalmente, Louis de Grange comentó la cifra de evasión en el transporte público, señalando que si bien en el Metro “la cifra es muy inferior a la de los buses, porque cuesta más hacerlo, de todas formas ocurre“.

No obstante, añadió que “pese a que este tema está controlado relativamente, ha aumentado bastante, y creo que faltan recursos adicionales, si no puede seguir escalando“.

Respecto a esta situación, pero en los buses del transporte público, de Grange manifestó que “esto es un problema de fondo que lo tenemos desde que empezó el Transantiago, pero creo que a las autoridades no les interesa resolver este problema“.

“Durante bastante tiempo, la consigna era ‘evadir, no pagar, otra forma de lucha’ por parte de las actuales autoridades políticas, por lo tanto, creo que no les interesa. De hecho, el mismo ministro ha propuesto que el Transantiago debe ser gratis”, expresó.

Por ello, apeló a que “con la propuesta de aumentar el tamaño de los colectivos, se empieza a reducir este problema“.

Fuente: ADN Radio

Volver

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *