Noticias, Regional

Detenida médica por prescribir y vender psicotrópicos de forma irregular en Puerto Aysén

Una médica y su hijo han sido detenidos en Puerto Aysén por su presunta participación en la venta informal de medicamentos catalogados como anfetaminas, generando ganancias de aproximadamente 200 millones de pesos. Ambos serán llevados a control de detención el próximo viernes.

La investigación se inició luego de una denuncia presentada en diciembre de 2022 ante la Brigada de Investigación de Delitos Medioambientales (Bidema) de la Policía de Investigaciones (PDI) de Puerto Aysén. Según la denuncia, esta médica de nacionalidad chilena, con título profesional obtenido en Argentina y sin antecedentes penales previos, emitía recetas de medicamentos psicotrópicos del tipo anfetamina de manera irregular.

Después de tres meses de investigación, se ha determinado preliminarmente que esta “profesional de la salud, una doctora, junto a su hijo, extendía licencias médicas y medicamentos sin brindar atención a los pacientes, lo cual es motivo de preocupación”, afirmó el Prefecto Raúl Torralba de la PDI Aysén. La fiscal a cargo del caso, María Inés Núñez, añadió que la médica operaba desde su domicilio en Puerto Aysén, utilizando una fachada como consulta particular, según se ha establecido hasta el momento.

La investigación se sustenta en la discrepancia entre la prescripción de medicamentos y una indicación terapéutica adecuada. Según Núñez, los pacientes no eran atendidos correctamente en una consulta médica, y se les proporcionaban medicamentos regulados por la Ley 20.000, específicamente Sentis y otros similares que contienen fentermina y anfetaminas. Estos medicamentos eran entregados de forma irregular o informal fuera de la vivienda de la médica.

El Fiscal Regional, Carlos Palma Guerra, señaló que la médica realizaba el tráfico de medicamentos mediante la venta de recetas, una actividad regulada por la Ley 20.000. Se ha detectado que obtuvo beneficios económicos superiores a los 200 millones de pesos y solicitó más de 120 talonarios a la autoridad administrativa de salud para su posterior venta. Por lo tanto, se presume que estuvo involucrada en un tráfico a gran escala en la región.

Según el fiscal, estos medicamentos, recetados o vendidos directamente a los pacientes, contienen anfetaminas como principio activo y son utilizados principalmente por personas que buscan perder peso. Sin embargo, su uso adecuado requiere una evaluación médica, exámenes y una prescripción profesional, y no su venta a cambio de dinero como se ha detectado en este caso, en el que se evidencian indicios de tráfico de drogas a través de llamadas telefónicas y venta de recetas.

En consecuencia, la fiscalía espera imputar a la médica y su hijo por delitos relacionados con el tráfico de medicamentos mediante la extensión de recetas médicas, tipificados en el artículo 6 de la Ley 20.000, así como por falsificación, que está regulada por el Código Penal.

Volver

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *