Noticias, Regional

SAG confirmó primer caso de Influenza Aviar en la Región de Aysén

El Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) del Ministerio de Agricultura confirmó este viernes el primer caso positivo de Influenza Aviar, detectado en aves domésticas o de traspatio de un predio ubicado en el sector de Ñirehuao, comuna de Coyhaique, en la Región de Aysén.

Tras la confirmación de este primer caso positivo de influenza aviar en la región de Aysén, se activó la aplicación del protocolo establecido por la Organización Mundial de Sanidad Animal para estos casos. 

Todos los antecedentes fueron analizados en la Mesa Técnica Regional constituida desde diciembre pasado, encabezada por el Delegado Presidencial Regional, Rodrigo Araya, con participación de seremis de Salud, Agricultura y Medio Ambiente; Senapred, SAG, Sernapesca y Subpesca, entre otros.

“Desde diciembre estamos trabajando todos los servicios públicos relacionados con este tema. Hasta la fecha habíamos tenido 19 denuncias de casos sospechosos en aves, todos los cuales habían salido negativos. Este último episodio, que consiste en una población de aves de corral en la localidad de Ñirehuao, ha salido finalmente confirmado positivo. Acometimos con una séptima reunión de la mesa técnica y hemos dispuesto los protocolos que los distintos ministerios tienen y las medidas pertinentes”, indicó Rodrigo Araya.

El SAG, en coordinación con la Seremi de Agricultura, sus servicios y diferentes entidades públicas, reforzará el trabajo de difusión, capacitación en bioseguridad, vigilancia y monitoreo.

Según lo expresado por la directora regional (s) Valeria Carrasco Sáez, “la comunicación e interacción con las comunidades es la clave para enfrentar la emergencia, por eso estamos informando sobre las medidas de bioseguridad que deben tomar las personas que tienen aves de traspatio, confinándolas y no permitiendo que se junten con aves silvestres, resguardando la comida y agua de sus aves, para que minimicen el riesgo de contacto con aves silvestres que pudieran estar enfermas”.

Otras medidas recomendadas por el SAG son mantener la limpieza y desinfección de las instalaciones de las aves en forma periódica, así como controlar el ingreso de personas, utensilios, animales y vehículos al gallinero. También es fundamental que en caso que sus aves presenten síntomas del virus, como descoordinación, respiración dificultosa y falta de apetito, entre otros, reporten inmediatamente al SAG.

Para ello hay diversos canales de comunicación abiertos: a través del teléfono 22 3451100, de lunes a domingo de 8:00 a 21:00 horas, escribiendo al Whatsapp +569 6908 9780 de lunes a domingo las 24 horas del día y/o al correo electrónico: oficina.informaciones@sag.gob.cl.

La seremi de Salud, Carmen Monsalve Gómez, añadió que ya comenzó la investigación epidemiológica para resguardar la condición de salud de quienes han estado en contacto con dichas aves.

“El equipo de Epidemiología ya ha tomado contacto con las personas que son dueños de estas aves de traspatio, para tener conocimiento de su condición de salud y de la relación que hubo entre estas personas con los animales afectados, pero es importante reforzar que la transmisión de este virus del animal a la persona se da en escenarios muy acotados, muy específicos, en donde hay una alta exposición de la persona a fluidos, a deposiciones, a las plumas de las aves que están afectadas. Por eso es importante un análisis epidemiológico a profundidad para detectar si existe una exposición de riesgo y tomar las medidas adecuadas”, señaló.

Recomendaciones a la comunidad

La transmisión del virus se debe, principalmente, a la migración estacional que realizan las aves silvestres desde el hemisferio norte al sur. El contagio a humanos desde aves sólo ocurre por manipulación de aves enfermas o muertas y es de alta mortalidad. Por esto, se refuerza el llamado a quienes tengan aves de traspatio a que las mantengan resguardadas aislado de animales, personas y aves silvestres y proteger el agua y alimentos, que atraen a las aves silvestres. Es necesario limpiar y desinfectar las instalaciones de las aves en forma periódica tomando las debidas precauciones, así como controlar el ingreso de personas, utensilios, animales y vehículos a su gallinero.

La recomendación, en resguardo de la salud de quienes trabajan con aves en su domicilio, al entrar en contacto con ellas, es usar siempre guantes, mascarillas N95 en lo posible o una bien ajustada, evitar tocarse la boca, nariz o los ojos después de tener contacto con las aves o superficies que podrían estar contaminadas con saliva o heces de aves domésticas o silvestres. Al concluir el trabajo con aves, lave bien sus manos con agua y jabón.

Al encontrar aves muertas, no toque ni mueva las aves enfermas o muertas y en caso de tener síntomas de la enfermedad, esto sea reportado inmediatamente al SAG. 

Volver

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *