Nacional, Noticias

Viruela del Mono: amplían vacunación a quienes vivan con VIH o hayan tenido alguna ETS en último año

Los nuevos grupos incorporados al proceso de vacunación de Mpox son todas las personas que viven con VIH, independiente de su edad o grado de inmunodeficiencia, además de toda la población que consulte por una ITS o con antecedente de haber tenido una ITS el último año.

El Ministerio de Salud (Minsal) anunció la ampliación del grupo priorizado de la campaña de vacunación contra la Viruela del Mono en la etapa de pre-exposición.

Los nuevos grupos priorizados, a partir de este lunes 27 de febrero, son todas las personas que viven con VIH, independiente de su edad o grado de inmunodeficiencia; además de toda la población que consulte por una ITS o con antecedente de haber tenido una ITS el último año; y todos los hombres que tienen relaciones sexuales con hombres, independiente de su edad, orientación sexual o identidad de género.

“Chile fue el primer país que inició la vacunación Mpox en la región y también es el primero que sigue avanzando de manera masiva en la vacunación. Hoy, gracias al tremendo trabajo que hacen los equipos de vacunación en los diferentes centros de salud, estamos haciendo este anuncio”, expresó el subsecretario de Salud Pública (s), Fernando González.

“Vamos a seguir avanzando en los grupos de población objetiva contra esta enfermedad que afortunadamente hemos logrado controlar efectivamente. Sin embargo, todavía hay población de riesgo que tiene que seguir protegiéndose y es por eso que hoy anunciamos el avance a la siguiente etapa de vacunación”, agregó.

La autoridad informó que se han administrado 10.474 dosis de vacunas contra la Viruela del Mono. De estas, 3.629 son segundas dosis y corresponden al esquema completo.

La viruela del mono se detectó por primera vez en 1958 en simios, contagiando a humanos en la década de 1970, y actualmente es endémica de países de África occidental y central.

¿Qué es la viruela del mono?

El Dr. Guillermo Farmer, del IST, explicó que la viruela del mono es una enfermedad provocada por un virus, pero es muy diferente al coronavirus.

Mientras este último es un virus ARN, de una sola hebra, la viruela símica es del tipo ADN, de dos hebras. Dicho dato es relevante porque quiere decir que “no deberíamos esperar variantes en poco tiempo, como lo que nos ocurrió con el Covid-19”, afirmó el especialista.

Asimismo, recalca que esta patología es diferente a la viruela humana, que se declaró erradicada a nivel mundial en el año 1980.

¿Cómo se contagia la viruela del mono?

El experto del IST recalcó que la transmisión de la viruela del mono es persona a persona preferentemente y puede ocurrir con facilidad, así que es importante ser precavido.

Puede ocurrir a través de contacto directo o cercano, a través de lesiones en la piel que tenga una persona sana y que tiene contacto con una infectada o con objetos recientemente contaminados. También, se ha observado que puede ocurrir a través de la placenta, de madre al bebé en gestación”, relató.

Aseguró además que, “principalmente, el virus puede entrar a través de heridas en la piel o en las mucosas (revestimiento en ojos, nariz y otras partes del cuerpo). Podemos tener pequeñas heridas, aunque sean inapreciables, por donde entre el virus”.

El período de incubación suele ser de 7 a 14 días, aunque en países donde es endémica se ha observado desde 5 hasta 21 días.

Síntomas

Los síntomas más comunes son “dolor de cabeza asociado a fiebre sobre 38,5 °C; escalofríos; dolores musculares; dolor de espalda; decaimiento y, la gran diferencia con un cuadro viral habitual, es la aparición de ganglios sensibles y dolorosos en el cuello y axilas”, describió el doctor.

Luego, “empiezan a aparecer lesiones tipo manchas pequeñas en la parte superior del cuerpo y que se van extendiendo hacia las extremidades: hacia las palmas y plantas. Estas lesiones son planas y, al cabo de unos días, comienzan a ser solevantadas (elevadas). Uno ve, en el punto central, una especie de costra que se hunde, con un líquido cristalino debajo”, narró.

Cuando la enfermedad está más avanzada, el líquido pasa a ser turbio (estado de pústula), hasta transformarse en una costra. Se estima que todo el cuadro clínico puede durar de dos a tres semanas.

Volver

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *