Noticias, Regional

Investigación de los delitos medioambientales en la región de Aysén

Los delitos medioambientales son definidos, según el Ministerio Público, como aquellos hechos realizados intencionalmente, de manera accidental o negligente, que producen menoscabo o destrucción al ecosistema, las especies animales o vida vegetal, cuya protección es considerada valiosa por el hombre para la mantención de las condiciones de vida, salud, actividades económicas o culturales.

En este sentido, la Policía de Investigaciones de Chile desde el año 2002 cuenta con Brigadas especializadas en la investigación de estos delitos, donde actualmente existen 9 unidades ubicadas estratégicamente a lo largo del país.

A nivel regional, la PDI cuenta con una de ellas, se trata de la Brigada Investigadora de Delitos del Medio Ambiente y Patrimonio Cultural (BIDEMA) Aysén, cuya jurisdicción abarca las regiones de Aysén y Magallanes.

Durante los dos últimos años, nuestra región ha presentado diversos delitos medioambientales tales como, delitos contra la ley de bosques nativos, infracción de mataderos clandestinos, contaminación ambiental, incendios de bosques, abandono o maltrato animal, entre otros, siendo este último ilícito el que presenta una mayor presencia, con un total de 19 casos asociados a órdenes de investigar o instrucciones particulares.

Al respecto, el subprefecto Claudio Reyes, jefe de la unidad especializada, enfatizó que “somos una policía civil que investiga delitos complejos, y los delitos medioambientales son parte de ellos.  Por otro lado, nuestro país posee una rica biodiversidad geográfica, es por ello que estos delitos varían según la zona donde se cometen, sin embargo, existen algunos que son transversales como es el abandono o maltrato animal que esta presente en todas las regiones del país”.

Cabe destacar, que los detectives que componen la BIDEMA Aysén, son profesionales altamente capacitados y con conocimientos en distintas áreas, donde dentro de sus especialidades se encuentran médico veterinario, agrónomo, bioingeniero, entre otros; trabajando además de forma coordinada con profesionales peritos de las distintas secciones de los Laboratorios de Criminalística, quienes realizan un estudio científico de las evidencias recopiladas.

Es importante señalar que, en las investigaciones por delitos medioambientales, al igual que en otros delitos complejos, la PDI establece coordinaciones con organismos internacionales, como Interpol, donde existe el Comité Ejecutivo Normativo Medioambiental (ECEC – Environmental Compliance and Enforcement Committee), cuyo propósito es favorecer el cumplimiento y la ejecución de las normas y reforzar la colaboración en la lucha contra este tipo de delitos enfocados en contaminación, forestales, pesqueros y fauna silvestre. Finalmente, desde la PDI destacaron la necesidad de denunciar todo tipo de delito medioambiental para iniciar el proceso investigativo correspondiente “hacemos el llamado a denunciar todo hecho que transgreda o dañe la vegetación, el maltrato animal, la contaminación de agua o aire, en definitiva, cualquier ilícito que pueda estar dañando el ecosistema, con los antecedentes que nos puedan proporcionar a través de sus denuncias vamos a poder realizar investigaciones y el esclarecimiento de estos delitos, aminorando los efectos nocivos que puedan causar”, señaló el subprefecto Reyes.

Volver

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *