Noticias, Tendencias

Skylar Deleon: el actor de Power Rangers condenado a pena de muerte por un triple homicidio

La historia de Skylar DeLeon es un caso curioso de inicio a fin, siendo una promesa de la TV infantil de los 90’s que participó de la primera temporada de Power Rangers y que actualmente está condenado a pena de muerte por tres asesinatos.

De niño, al actor se llamaba John Julius Jacobson Jr, pero cambió dos veces su identidad de género y nombre.

Pasó a llamarse Skylar Julius DeLeon, y en prisión se definió como Skylar Preciosa DeLeon, según constató La Vanguardia.

Según se indicó, a Skylar se le adjudican los brutales asesinatos de Tom y Jackie Hawks en su yate en el año 2004.

A esto se suma que se le declaró culpable del homicidio de Jon Jarvi en el 2003, un hombre residente de California cuyo cadáver se halló en México.

Los inicios de Skylar Deleon

Skylar DeLeon se llamaba John Julius Jacobson Jr cuando nació el 12 de agosto de 1979, en California (EEUU), siendo hijo de John Jacobson y Lisa Wildin.

El hombre trabajó en varias producciones infantiles, siendo la más famosa de todas estas su papel en la primera temporada de Power Rangers a los 14 años, en el episodio llamado “Segunda oportunidad”. Además, el actor estadounidense apareció en varios anuncios de televisión.

Tras esto y de reportan complejos problemas de dinero, el actor dejó la industria cinematográfica y se unió a la Marina de los Estados Unidos cuando cumplió 20 años.

DeLeon se casó con Jennifer Henderson en septiembre de 2002, quien además de ser su pareja en su vida amorosa fue también su cómplice en diversos delitos.

Crímenes y pena de muerte

Skylar y Jennifer tenían un amplio prontuario policial con varios delitos menores, siendo los más graves el asalto a diversas gasolineras o estar implicados en el robo de un vehículo.

Pero DeLeon quería ir por algo más, por lo que realizó y organizó crímenes que involucraban el homicidio y robo a personas inocentes.

Los hechos se remontan a noviembre del 2004, cuando Tom y Jackie Hawks, una pareja de jubilados, puso en venta su yate en EEUU.

Según se indicó, la pareja era un “feliz y exitoso matrimonio de marineros” cuyo trabajo les permitió retirarse temprano y “realizar la vida de sus sueños”.

Tom quería vender su yate y lo publicó en un periódico local, lo que fue respondido rápidamente por DeLeon, quien pidió visitar la embarcación.

Fue durante la “prueba” del yate, en Newport Beach Harbor (California), cuando DeLeon, junto con su mujer y tres cómplices atacaron a los dueños con una pistola. Según diversos medio, luego de esto los maniataron y les hicieron firmar un documento que les concedía la propiedad del barco.

Los criminales ataron a la pareja a un ancla pesada y los arrojaron vivos al agua. Hasta la actualidad, jamás se logró encontrar los cuerpos de las víctimas.

Con una investigación en curso tras el horrendo crimen, uno de los participantes del asalto confesó los hechos durante un interrogatorio policial, en marzo del 2005.

Durante la investigación fue que se supo que Tom y Jackie Hawks fueron arrastrados hasta el fondo del océano y se ahogaron vivos.

Para Skylar DeLeon el juez definió la condena muerte por inyección letal. Sin embargo, debido a la moratoria en California, vivirá sus días “en el corredor de la muerte”.

Fuente: BioBio Chile

Volver

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *