Noticias, Tendencias

Casos de hepatitis infantil aguda podrían ser por falta de exposición a virus comunes, según estudio

Un estudio preliminar publicado esta semana sostiene que una combinación de dos virus que volvieron tras la pandemia, pudo causar los casos de hepatitis infantil aguda que se han registrado entre 2021 y 2022 en más de 30 países.

La investigación, desarrollada por científicos del Reino Unidos, plantea que, debido a la crisis sanitaria, algunos niños no fueron expuestos de forma temprana a virus comunes como el adenovirus, que suele causar resfriados y problemas gastrointestinales, y el llamado virus adenoasociado 2 (AAV2, en inglés), que normalmente requiere la coinfección con adenovirus u otros para replicarse.

Al verse expuestos sin inmunidad a estos dos virus, es posible que los menores con predisposición desarrollaran la enfermedad del hígado, mencionaron los expertos de las universidades de Glasgow (Escocia) y el University College de Londres.

Los investigadores, entre ellos Judith Breuer y Emma Thomson, constatan en el estudio que “la hepatitis pediátrica aguda no A-E se asocia con la presencia de una infección por AAV2, que podría representar un patógeno primario o bien ser un biomarcador útil de una infección reciente por HAdV (adenovirus humanos) o HHV6B (virus herpes humano 6)”.

Thomson, especialista en enfermedades infecciosas del Centro de Investigación de Virus de Glasgow, señaló que “se necesitan con urgencia estudios más amplios para investigar el papel del AAV2 en los casos de hepatitis pediátrica”.

“También debemos comprender mejor la circulación estacional del AAV2, un virus que no se suele controlar de forma rutinaria. Podría ser que un pico de infección por adenovirus coincidiera con un pico en la exposición al AAV2, lo que habría llevado a una manifestación inusual de hepatitis en niños pequeños susceptibles”, afirmó.

Por su parte, Breuer, experta en virología del University College London y el hospital infantil de Great Ormond Street, explicó que “cuando se levantaron las restricciones, los niños comenzaron a mezclarse y los virus volvieron a circular libremente”.

“De repente, estos niños se vieron expuestos, con una falta de inmunidad previa, a toda una batería de nuevas infecciones”, lo que pudo desencadenar las hepatitis, declaró.

Fuente: BioBio Chile

Volver

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *